jueves, 14 de abril de 2016


El Portal Medellín y su análisis estructural.

por Julieta Nogales.


El lunes 11 de abril del presente año propietarios del portal,  el INAHA e IPCO acordaron realizar un Análisis Estructural del Portal Medellín con la finalidad de conocer el estado que aguarda el edificio.

Pero, qué es un Análisis Estructural y para qué sirve.

El análisis estructural es el proceso mediante el cual se determina la respuesta de una estructura a cargas o acciones especificadas. Se cuantifican las fuerzas internas y las deformaciones en toda la estructura para diagnosticar si cumple con: 
a) Soportar las cargas en condiciones seguras. 
b) Los requisitos de funcionalidad. 

El Portal Medellín ha tenido distintas intervenciones a lo lo largo de los años y es parte del patrimonio histórico-cultural  de nuestra cuidad; conocer el estado de su estructura es una manera de conservarlo.

De acuerdo con los datos históricos del Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles;

El portal se construye alrededor de 1860, es precisamente el Gral. Miguel Contreras Medellín, Gobernador del Estado, el que impulsa su edificación en el lugar donde se encontraba un antiguo corredor de madera y teja, conocido como portal "Barajas". 

Los propietarios de los predios eran Felipe Huarte, Miguel de la Madrid, Antonio Ferrer, Sr. Meillón, Agustin Schacht y Antonio Brizuela, quienes el 22 de junio de 1859, solicitan al Ayuntamiento les informe sobre el diseño a que deberían de sujetarse. 

La estructura del Portal Medellín, como lo menciona la reseña histórica, era de madera y teja y desde su construcción ha tenido diversas adaptaciones y modificaciones en su composición; de aquí la necesidad e importancia de someterlo a un análisis detallado de su estructura, conocer qué y cuántos materiales la componen y la repercusión de estos en la funcionalidad del portal.


En la segunda semana de abril del 2016, el H. Ayuntamiento de Colima a través de una empresa privada, dio inicio al Análisis Estructural del Portal Medellín.




   El estudio consta de tres etapas:

  • En la primera se llevan a cabo los experimentos de campo: pruebas de corte diagonal, pruebas de deformaciones, medición con acelerómetros y nivelación con equipo láser.
La información que arrojan estos instrumentos ayuda a determinar la resistencia de los portales ante un sismo.

  • Posteriormente se realiza la modelación del edificio en la computadora para aplicar pruebas de cargas y sismos fuertes. 
Se comparan las fuerzas generadas por el sismo o la carga contra la resistencia del edificio medida en campo.



  • Finalmente se obtienen los resultados de la comparativa. Se aplican técnicas de ingeniería para interpretar el estado actual  del portal y posibles problemas en un sismo fuerte o cargas pesadas.

El estudio aún está en proceso e invita a la reflexión de revalorizar los patrimonios culturales como recursos educativos y de identidad ciudadana.


El jueves 14 de abril estudiantes de la Facultad de Ingeniería Civil visitaron el portal como práctica de campo para enriquecer su proyecto de tesis sobre Comportamiento Estructural de Edificios Históricos.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario