jueves, 1 de mayo de 2014

Bicicleta + niñ@s + ciudad= nuevas formas de percibir el entorno


Se dice que una ciudad debe incluir a todos sus habitantes, también a los más pequeños,  en Colima el 8.1% del total de la población son infantes de entre 0 a 5 años y el 10% niños de entre 6 a 11 años, sumándolas dan un total de 23,085 niños en la ciudad de Colima. INEGI 2010. Casi siempre salir a divertirse en la ciudad es acudir a parques donde haya juegos infantiles como es el caso de la Piedra lisa, el Jardín Torres Quintero, o espacios verdes abiertos como lo es el Parque Regional, o los jardines y canchas más cercanos a casa para pelotear o salir en bicicleta. 
Cualquiera que sea el caso, lo recomendable es no perder de vista a los niños, respetar su espacio de juego y porqué no, ser parte de la dinámica. Y mientras permanece en ese lugar, el niño ríe, corre, grita, así se divierte y hace suya la ciudad.
Cuando el juego termina es hora de volver a la realidad: la ciudad de los adultos, en donde el camión es muy alto para subir solito,  ni pensar en ir en bici a la escuela, aunque la escuela esté a pocos minutos; no se puede tampoco caminar a casa de la abuela, y es mejor permanecer callado y sentado en los trayectos.
Este día del niño anímate, haz algo divertido e involucra a los más pequeños de la familia. Recuerdas cual fue el momento más feliz de tu infancia, probablemente tiene que ver con risas y juego. Que tal un paseo, pero no uno común: trasladarse en bicicleta por la ciudad.
Que el objetivo sea moverse de un punto A al B en bicicleta, al final pueden pasar muchas cosas,  que termines con los nervios de punta, que el niñ@ se desanime por tu incansable insistencia en tener cuidado, o que se la pasen genial pues pareciera que están en una historia de aventuras.
Hasta aquí todo suena muy lejano y sacado de una película, ¡¿Cómo salir en bici además con niños y en Colima?! Debemos poner en claro qué recomendaciones seguir para poder disfrutar del paseo:
  • Planear el recorrido, qué quieres observar o a dónde quieres llegar y acordarlo con el niñ@.
  • Optar por las vialidades y días menos transitados, por ejemplo el domingo.
  • Revisar por lo menos los frenos, la cadena y cambios, la presión de las llantas, la luces y la altura del asiento.
  • Hacer una pequeña cátedra al pequeño acerca de las cosas que se deben hacer y de las que no, por ejemplo, ir atento mirando al frente, ir cercanos, mantenerse recto sin zigzaguear. En el artículo “Ciclismo seguro en Colima, ¿es posible?” se describen una serie de recomendaciones para hacer un trayecto seguro.

Y sobre todo, tener la convicción que será una experiencia gratificante, junto con el pequeñ@ harás algo diferente a lo acostumbrado, además podrás plantar en su mente otra realidad posible de recreación, salud, transporte, y permites que otros también observen esa realidad. La ciudad es de todos y podemos movernos como mejor nos convenga, pero si sólo lo sabemos pero no nos animamos, ¿Entonces quién?. Dicen que los niñ@s son el futuro, que mejor que tu para encaminarlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario