viernes, 27 de enero de 2012

Plan de Manejo del Centro Histórico de Colima


Por Ignacio Peralta Sánchez
Twitter @nachoperaltacol
El Centro Histórico en los últimos 30 años ha sufrido un proceso de descentralización, donde el abandono de las actividades comerciales, las actividades de gobierno y la vivienda nueva se ha ido fuera del Centro, además de la vulnerabilidad que ha tenido por la condición de riesgos de nuestro territorio. 
Para los colimenses, nuestra identidad es importante, es parte de lo que fuimos, somos y queremos ser. Nuestras ciudades son un reflejo de lo que somos y queremos como sociedad. En los últimos años, hemos demostrado que queremos recuperar nuestro Centro, que no bastan las iniciativas individuales, necesitamos construir una visión común.
El Plan de Manejo del Centro Histórico es para nosotros el resultado de un esfuerzo sin precedentes de construcción conjunta entre sociedad y gobierno para definir las acciones que deberemos emprender para iniciar un renacimiento del Centro Histórico de Colima.
Durante un año, los habitantes del Centro, visitantes, expertos, técnicos, líderes, ciudadanos de todas las edades y sobretodo jóvenes, participaron en diferentes iniciativas que nos ayudaron a definir las fortalezas, debilidades, oportunidades, sueños, visiones, estrategias y proyectos que deberemos seguir como comunidad para mejorar el espacio que compartimos en lo que consideramos el corazón de nuestra ciudad.
Junto con la población establecimos temas de prioridad en busca de un Colima Amable, considerando que: 
Con la aprobación del Plan de Manejo por parte del Cabildo Capitalino, este instrumento se vuelve normativo para las acciones del Centro, porque revivir nuestro Centro no debe depender de la voluntad y ocurrencias de las administraciones. Es la visión de la gente que vive, sufre, defiende y hace el Centro la que debe siempre prevalecer en los procesos de decisión de política pública, particularmente cuando nuestras tradiciones, valores y cultura dependen de ello.
Colima está construida también de nuestra memoria colectiva, una memoria que estas generaciones que ahora la habitamos queremos dejar de legado para el futuro. Un legado que refrenda los principios de respeto a nuestra naturaleza, a nuestras tradiciones, a nuestra arquitectura y a nuestro paso por esta parte de la historia que se queda en la ciudad, la ciudad que es parte de nuestra memoria.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario