martes, 26 de julio de 2011

¿Cómo cruzamos las calles en Colima? Un análisis peatonal

Por Arq. Angeles Olivas
angeles.olivas@ipco.gob.mx

Colima como la mayoría de las ciudades del mundo se encuentra en constante crecimiento no sólo en su extensión, también en el parque vehicular, por lo que la ciudad se adapta al automóvil en las calles y gran parte del espacio libre no edificado. Con la idea de resolver problemas de transporte para dar mayor accesibilidad a las actividades ciudadanas, las autoridades han mostrado mayor interés en solucionar las problemáticas por el crecimiento vehicular con la implementación de un mayor número de semáforos, pavimentaciones y en algunos casos la ampliación de las calles, reduciendo el ancho de las banquetas; con esto se han creado problemas de seguridad en los cruces, con el tráfico de automóviles donde el peatón no tiene la prioridad, ni física ni funcional.

Hay una gran cantidad y diversidad de peatones en la ciudad con distintos requerimientos para el uso del espacio vial, que dependen de su edad, su capacidad de movimiento y la forma de llevarlo a cabo solos, en compañía de otras personas, con las manos libres, portando bolsas o bultos, entre otros. El diseñar la ciudad, las infraestructura peatonal, para un peatón “atlético” que cruza los pasos con semáforos a 1.5 m. por segundo como se ha realizado en la mayoría de las ciudades, es una medida inaceptable para el modo mayoritario de movilidad urbana.

En México una persona tiene que esperar a que no venga carro para poder cruzar la calle con el peligro latente de la vuelta continua, bajo esta circunstancia, las personas han buscado la manera de cruzar las vialidades, unas utilizando los pasos de cebra y otras por donde se les acomode.

Algo está cambiando en las ciudades del mundo; los centros urbanos se peatonalizan, se reducen las velocidades, aumentan los desplazamientos a pie, en bicicleta y los servicios de transporte público ganan en eficacia. Detrás de todo eso, la ambición de lograr urbes más seguras, descongestionadas y limpias en la que peatones y ciclistas están llamados a ‘retomar’ la calle.


Acciones del H. Ayuntamiento

El H. Ayuntamiento de Colima se ha percatado de la problemática y ha realizado acciones para ofrecer seguridad al peatón como: pintar los pasos peatonales, semáforos peatonales principalmente en la zona centro y en algunos lugares se han implementando en las avenidas con camellones, pasos peatonales o cruces intermedios, a su vez cuidando las áreas verdes.

Para conocer el funcionamiento de los cruces peatonales se tomaron como referencia dos sitios, el primero en la calle Maclovio Herrera con Pino Suarez y el segundo en Felipe Sevilla del Rio con Juan Álvarez en los cuales se observó y contabilizó durante 1 hora a las personas con la finalidad de conocer cómo los colimenses cruzan estas avenidas. Se obtuvieron los siguientes resultados:


Sitio 1.- Maclovio Herrera con Pino Suarez

Como se muestra en las imágenes en este cruce, las personas en su mayoría cruzan fuera de los pasos de cebra, en la Av. Pino Suarez 57 personas no utilizaron estos pasos, en comparación con 40 personas que sí. En la Av. Maclovio Herrera 13 personas no los usaron en comparación con 3 personas que sí transitaron por ahí. Esto se debe a que las personas comentaron que se sienten más seguros el cruzar la avenida en una parte intermedia debido a que aseguran estar menos expuestos a los automóviles.






En este cruce se presenta un fenómeno muy interesante, en el cual se pude observar en el mapa, en la parte sur las personas cruzan principalmente por el centro del camellón, esto se debe a que la rampa para discapacitados del jardín se encuentra desfasada del paso de cebra, por lo cual, las personas para cruzar la calle usan esta rampa. Lo contrario sucede en la parte norte en donde la mayoría de personas cruzan por el paso peatonal, ya que en este sí cuenta con una continuidad de rampa y el paso de cebra.











Sitio 2.- Av. Felipe Sevilla del Rio con Juan Álvarez


Como se muestra en el mapa, en la Av. Felipe Sevilla del Rio las personas prefieren cruzar fuera de los pasos de cebra; hasta hace poco en el camellon se colocaron pasos peatonales por donde las personas pueden pasar sin dañar el area verde.

Estos pasos tienen una forma muy orgánica, y por lo que se puede observar, algunas personas cruzan de una manera más recta, y aunque el Ayuntamiento se encuentre construyendo este tipo de pasos, algunas personas aún prefieren caminar por el camellón para después cruzar la calle.

















Para que el peatón realmente respete los pasos que son destinados para ello es necesario que se cuiden  varios aspectos, uno de ellos es la atención por parte de las autoridades competentes para vigilar la invasión vehicular en las huellas de cebra, ya que existen muchos casos en donde no se respetan y por ser cruces en esquinas genera que el peatón se traslade hacia la intersección con otra vialidad, generando una gran cercanía con el auto que va transitando.



Otra de las cuestiones por lo cual las personas se sienten inseguras al cruzar, son las vueltas continuas, ya que como se muestra en la foto el paletero no puede cruzar la calle aunque el semáforo esté en rojo, en donde tiene que esperar, disminuyendo el tiempo del semáforo para su cruce.



También se deben de cuidar aspectos en los cruces para ofrecer seguridad al peatón como:

  • Visibilidad.- La ubicación e iluminación para que los peatones y los automovilistas sean vistos.
  • Cruces sin obstáculos.- El cruce debe de estar liso, sin obstáculos, pozos que puedan complicar el paso de peatones, además de contar con facilidades para personas discapacitadas.
  • Tiempo adecuado para el cruce.- Los semáforos deben contar con el tiempo adecuado y suficiente para que el peatón finalice su cruce sin peligro.
  • Intervalos apropiados.- Es importante una oferta razonable de cruces a lo largo de la vía, que se adecue al lugar y a la demanda.
  • Claridad en la información.- Tanto los peatones como los automovilistas deben de tener información de las zonas de cruce peatonal, especialmente en zonas conflictivas.
  • Barra de alto.- una línea pintada que mantiene a los vehículos detrás de los cruces peatonales.

Hay que tener en cuenta que esto no asegura que se eliminen los accidentes hacia los peatones, ya que en México existe el factor cultural en donde no se siguen ciertos lineamientos de seguridad vial para el peatón, en donde no sólo se podría multar al automovilista por no respetar a los peatones, sino también sancionar al peatón por no respetar los pasos ya establecidos por las autoridades y éstas a su vez, inducir al peatón a cruzar mediante pasos seguros en las avenidas y no sólo en las esquinas, sino también con cruces intermedios. ¿Qué opinas?

2 comentarios:

  1. Hace falta mencionar también la obstrucción de los carros en las banquetas obligando a los peatones a caminar por el arroyo vehicular, existen varios ejemplos de ésto en la Av. Felipe sevilla del río debido a que los negocios no cuentan con espacio suficiente para el "estacionamiento" de clientes echan mano de éste espacio.

    ResponderEliminar
  2. También las banquetas son invadidas por coches mal estacionados en domicilios particulares, si no también las puertas de estos estacionamientos que dejan abiertas para cuando regresen y otra importante situación es que toman como parte de su estacionamiento la banqueta, esto se ve cuando delimitan su estacionamiento con barandal muy bonito por cierto pero abarcan el área peatonal

    ResponderEliminar