miércoles, 18 de mayo de 2011

Mujeres Comisarias... Toda una hazaña en las comunidades rurales

Escrito por ITG. Katia Avalos

No cabe duda que hoy en día la participación activa de la mujer como líder en la toma de decisiones de una comunidad ha ido creciendo; en las comunidades rurales, donde no era tan clara su presencia, es una realidad, pues estan ocupando puestos de liderazgo en los procesos democráticos de su comunidad.

El Instituto de Planeación del Municipio de Colima (IPCo) está trabajando en el Programa Municipal de Ordenamiento Territorial, recientemente ha realizado talleres en algunas comunidades rurales buscando que la misma población exprese sus necesidades, valores y participe en la elaboración su propio plan de desarrollo, y se ha encontrado que la participación es distinta según los comisarios sean hombres o mujeres.


¿Qué hacen los comisari@s?

El trabajo de l@s comisari@s consiste en representar administrativamente a la comunidad, ayudar a tener contacto directo con la población, y procurar el bienestar social así como estar al tanto de los diferentes programas y apoyos sociales que ofrece el municipio para con ello mejorar su calidad de vida. A l@s comisari@s se les elije mediante un proceso democrático de elección popular, entonces son elegidos y respaldados por el resto de la comunidad.


¿Porqué más mujeres Comisarias?

Esto se debe a que actualmente las mujeres tienen que salir de casa e integrarse al medio laboral, lo que les permite tener una visión más amplia de lo que les rodea, así como la oportunidad de tomar otros roles. Por ejemplo: un par de casos son los Asmoles donde el 27% de las mujeres trabajan así como en el Chanal donde el 15% de ellas son económicamente activas. Además, de que un referente positivo de ser una comisaria, es que el resto de la comunidad está orgulloso de tenerlas, podemos afirmar entonces que donde se encuentran más mujeres trabajando es precisamente donde tenemos a nuestras comisarias.


Las mujeres en las Comunidades

EL IPCo está trabajando con cinco comunidades rurales del municipio de Colima:

El Chanal, Los Asmoles, Tepames, Picila y Estapilla,

tendiendo en las dos primeras comunidades mujeres y en las otras tres, hombres.
Sabemos que de la administración pasada a la que actualmente dirige Ignacio Peralta a habido un aumento del 100%.


¿Cuál es la Diferencia?

Algo aun más interesante es que observamos grandes diferencias entre las prioridades donde había mujeres. En los lugares donde se tenía una comisaria, hubo mayor capacidad de convocatoria para los talleres, los asistentes se sentían en confianza para exponer sus opiniones, y aunque en todas las comunidades se pretendía el desarrollo de las mismas, en el Chanal y en los Asmoles se veía mas por el desarrollo personal y familiar, especial interés en lo referente a las cuestiones de salud, apoyo a programas para otras mujeres, en general el lado más humano de los problemas.

Mientras que donde había un comisario la convocatoria fue menor y las visiones iban por el lado técnico: mejoras en las condiciones de riego, ampliación de cultivos, de producción y en general el desarrollo agropecuario de las comunidades.


Mujeres activas = Gobierno equitativo

El hecho de que aumenten las mujeres interesadas en participar activamente en la política, demostrando su capacidad de liderazgo generara que estas estén en puestos cada vez más importantes. Con ello habrá más apertura para otras mujeres y así lograr situaciones de igualdad. Es importante que las posiciones representativas estén en función de la población: es decir que si en nuestro municipio la mayoría de la población son mujeres (51.30%), lo ideal sería que hubiera igual número de posiciones ocupadas por ellas.

Desde mi punto de vista no se trata de inclinar la balanza hacia un lado u otro, sino lograr trabajar juntos mujer-hombre, para que el desarrollo de las comunidades rurales del municipio de Colima sea integral.

El caso de las comunidades rurales muestra que una sociedad con mujeres activas y participativas produce mujeres en posiciones de poder. Así que, si queremos una proporción equitativa en la política, necesitamos más mujeres participando.

No solo debemos pedir equidad, ¡debemos exigirla!

Y ustedes mujeres, ¿Qué hacen por su comunidad?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario