lunes, 4 de abril de 2011

¿Hacia donde deberían orientarse los recursos para la ciudad?

Escrito por Gisela Méndez
giselamendez@ipco.gob.mx


Siempre he pensado en la ciudad como un cuerpo vivo que se trasforman día a día, que evolucionan pero también muere. La ciudad eficiente es aquella en la cual las personas tienen la libertad de acceder a ella sin limitaciones. El mejor indicador de eficiencia urbana son sus sistemas de movilidad urbana, es el sistema cardiovascular de una ciudad. Movernos en la ciudad libremente quiere decir, poder caminar sin obstáculos, poder salir de nuestra casa y tener la libertad de elegir si nos vamos en bicicleta, tomamos el transporte púbico o tomamos el coche. Cualquiera de estos medios, debe llevarnos en un modo seguro, confiable, económico, rápido y confortable a nuestros múltiples destinos.

Colima, siendo una de las ciudades con mayor calidad de vida urbana, no ha logrado aún ser una ciudad eficiente en los términos aquí planteados. El único medio seguro, confiable, rápido y confortable para los colimenses es el automóvil, razón por la cual hemos tenido un incremento de más del 50% de vehículos por persona en los últimos 4 años, llegando a los 2.4 habitantes por automóvil. Nuestras decisiones de política pública en el pasado han reflejado una inminente preferencia por el vehículo privado como principal medio de transporte: aumento de concesiones para taxis, legalización masiva de autos “chocolate”, 0% de inversión para transporte público, 0% de inversión para infraestructura ciclista, el 100% de la inversión de infraestructura vial dedicada exclusivamente a vehículos, y en el peor de los casos, a obras de gran costo (como los pasos a desnivel, distribuidores viales) que solamente fracturan la ciudad sin resolver integralmente el problema de la movilidad.

En el caso del transporte público, ha existido un evidente vacío de política de estado en favor de la mejora real y concreta del servicio y del sistema en su conjunto, mismo que desde hace algunos años se encuentra en franco declive, siendo los usuarios cautivos de este servicio los primeros en pagar el costo oportunidad perdido en el día a día.

En un contexto tan pequeño y aún manejable como el colimense, porque no vemos que se gestionen los cambios tan evidentes que han hecho que otras ciudades en el mundo transformen su realidad en el corto plazo?

Queremos implementar políticas urbanas visibles y que generen un gran capital político? pensemos entonces en las personas como objeto de la movilidad y no solamente en los automóviles.

En el 2011, el Presupuesto de Egresos de la Federación, autorizó 305 millones de pesos para obras de infraestructura vial solamente en la zona norte de la ciudad de Colima, independiente de los ya 190 millones de pesos autorizados y casi ejecutados en las obras de consolidación del 3er. Anillo periférico. Cómo saber cuando las obras son necesarias y prioritarias?, ¿Será que ya hemos resuelto la accesibilidad en las zonas consolidadas de la ciudad (por ejemplo, la zona sur a lo largo de la vía del tren), que debemos enfocar nuestros esfuerzos a las zonas que aún están en desarrollo?

El Colima aún no existe aun un estudio integral de movilidad urbana que justifique las grandes obras que se han planeado para resolver la movilidad. Estamos tan acostumbrados a licitar carreteras, grandes viales, pasos a desnivel, cuya inercia no nos permite romper con la tendencia y dar un paso atrás para buscar nuevas alternativas, rompiendo los paradigmas urbanos con los cuales otras ciudades han logrado un lugar en el liderazgo mundial.

Si es necesario aportar iniciativas e ideas ciudadanas para dar prioridad de gasto en movilidad urbana en la ciudad, esta es una aportación que nos puede llevar hacia la ciudad eficiente que imaginamos:

  • Corredores integrales de transporte en las principales avenidas de la zona metropolitana: anillos de circunvalación y/o periféricos (1er. anillo, segundo y tercero), vías de ingresos, salida e interconexión intermunicipal (Camino Real, Rodolfo Chávez Carrillo, Rey Colimán, Manuel Alvarez, Niños Héroes, etc.), siendo estos corredores integradores de transporte público, paradas dignas de transporte público @ 500 metros, con señalización, información y mobiliario urbano adecuado; con ciclopistas y cruces peatonales seguros.
  • Estaciones de transferencia de transporte en los 4 puntos cardinales del sistema de transporte, en los cuales las empresas de transporte puedan tener talleres de mantenimiento, estacionamiento de unidades y principalmente, los servicios de administración y control del sistema de transporte.
  • Completar la red de ciclopistas para la zona metropolitana, con carriles segregados con señalización horizontal y vertical.
  • Solucionar como cruces seguros las principales intersecciones viales de la ciudad, principalmente para el peatón, incluyendo semáforos peatonales adecuados para personas con discapacidad visual.
  • Solucionar los conflictos viales a lo largo de la vía del tren, dando seguridad a las personas, dignificando el espacio de obligada convivencia entre el tren y la ciudad.
¿Que obras en favor de la ciudad harías con 495 millones de pesos?

Yo imagino una ciudad eficiente, amable con las personas, donde son ellas el principal objetivo de nuestras decisiones públicas. ¿Tu, que imaginas para tu ciudad?

6 comentarios:

  1. Imagino una ciudad donde existen diversas alternativas de transporte público que, dada su calidad y eficiencia, me hacen olvidar el automóvil. La imagino tan humana que preferiría siempre caminar en vez de utilizar un medio artificial para moverme.

    ResponderEliminar
  2. Imagino una ciudad que no represente/refleje ni en su movilidad ni en su estructura la inequidad social que hay en el país. Que andar en bici o a pie e ir a un parque público NO signifique ser pobre y que vivir tras muros en fraccionamientos aisaldos e ir a centros comerciales signifique ser rico. Una ciudad verde con más espacio para la vida y menos para lo artificial y lo superficial, un Colima humano y no alienado, esa es la ciudad, país y mundo que me imagino.

    ResponderEliminar
  3. Visiones compartidas... sueños de muchos que se deben hacer realidad. Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  4. Yo visualizo una zona conurbada muy transitada pero con orden y respeto. Veo al peatón primero que todos, luego al ciclista, motociclista y al final al conductor de autos o camionetas y camiones. Veo a las autoridades en harmonía con los conductores, todos haciendo su parte y respetando las funciones de cada quién.
    Es como un mundo de PlayMobil, no? Así, todo en su lugar. Todos en su rol.

    ResponderEliminar
  5. Yo imagino que podemos ir avanzando en materia de ciclovias dando pasos seguros: podemos empezar señalizando y respetemos las ciclovias que ya existen (mientras se definen los recursos para hacer más). Con esta acción sencilla empezamos a #educar a la población y #sensibilizar sobre la importancia de compartir las vias de movilidad esto es @creaciondeideas

    ResponderEliminar
  6. yo imagino que si no se siguen publicando(alzando la voz) articulos como este, el eco en los tomadores de decisiones no sera mas que de sensura! felicidades muy buen articulo!.
    si las politicas publicas enfocadas en el diseno urbano de una ciudad en crecimiento no se aplican de manera eficiente y sin regateos nos veremos envueltos en un problema de movilidad que ya se empieza a sentir. la ciudad en su conjunto la imagino(deber ser) un espacio publico comun al ciudadano donde la movilidad en cualquiera se sus modalidades se la base del desarrollo, es decir, que no te cueste tiempo,dinero, estres, esfuerzo etc etc ir a tu trabajo,escuela, etc etc que ir de un punto de la ciudad a otro sea rapido y eficiente y con ello el disfrute de la ciudad(espacio publico) donde se vea la alegria, fuerte y vigoroza rebosante y llena de vida..que vivir en tu ciudad no sea como ir a gdl y que solo te guste chapultepec, vallarta etc sino el conjunto de la ciudad.
    otra vez felicidades.!

    ResponderEliminar