martes, 22 de marzo de 2011

Mi incorporación al IPCo… más que un requisito escolar

Escrito por Ivonne Gariel
ivonnegariel@gmail.com


Cada vez que pensaba en el momento en que tendría que cumplir con el requisito del Servicio Social Constitucional, me invadía un gran sentimiento de flojera y desesperación, porque lo único que había escuchado al respecto eran cosas como: “ahí no me ponen a hacer nada, no me toman en cuenta”, “yo me la paso chateando” y el típico “yo soy quien saca las copias y va por las tortas y los refrescos”. Todas estas palabras simplemente me predisponían a pasar un mal rato sentada en una oficina, matando el tiempo en el internet o simplemente a buscar alguien que “me hiciera el favor de acreditarme” porque realmente yo no quería ser una más con este tipo de experiencia. Sin embargo, luego de analizar las opciones que me daban en la escuela y sin la más remota idea de lo que quería hacer, me aventuré a vivir una experiencia que mi instinto me decía sería diferente, y así fue….

De pronto recordé que algún tiempo atrás, un amigo me platicó que en el ayuntamiento tenían la idea de formar una oficina que se encargara de la correcta planeación de la ciudad, ya que con el rápido crecimiento comenzaba a salirse de control. Entonces me surgió la inquietud de conocer más sobre esta área de mi carrera. Así llegué al IPCo.

En mi experiencia personal…

En mi experiencia personal, el realizar el Servicio Social Constitucional en el Instituto de Planeación para el Municipio de Colima, me dejó muchas enseñanzas a nivel profesional y personal, ya que además de conocer gente nueva, distintos métodos de trabajo y diferentes personalidades, me permitieron colaborar en proyectos muy importantes y de gran impacto para mi ciudad, me dieron la oportunidad de expresar mis ideas, de mostrar mis visiones, y lo más importante, me dieron el respaldo y el apoyo para comenzar con un proyecto, el cual considero que es mi aportación a una serie de cambios que espero veamos materializados en corto o mediano plazo.

¿En qué consistió mi participación?

El proyecto en el que participé fue nombrado “Diagnóstico urbano de las zonas con influencia del ferrocarril” que pretendía realizar un diagnóstico total de la situación actual de las colonias que tienen influencia directa del ferrocarril (las que colindan con las vías o se ven afectadas por su paso), sin embargo este ambicioso proyecto debía tener una visión general para saber a lo que nos enfrentábamos, y fue ahí donde mi colaboración se hizo presente, al tomar esta parte del proyecto y hacerme cargo de la generación de la información correspondiente, como elaboración y aplicación de encuestas, realización de entrevistas personales, recorrido por la zona de estudio y generación de planos con los datos recopilados; sin embargo no fue un trabajo individual, ya que en todo momento recibí el apoyo y asesoría de cada uno de los compañeros que laboran en esta oficina, logrando así conjuntar el conocimiento multidisciplinario y produciendo mejores resultados.

¿Qué significó para mí el Servicio Social?

El servicio social para mí fue mucho más que unas líneas en mi currículum, fue la oportunidad que me faltaba para expresar mi visión sobre la problemática de la ciudad, para experimentar con todos los conocimientos adquiridos durante la carrera, para aprender de los expertos y de la vida real, para hacer nuevo amigos.
En este tiempo desarrollé habilidades como el uso de un sistema operativo y programas distintos a los que hasta hoy había utilizado, reafirmé la importancia de la toma de decisiones, perdí el miedo a realizar gestiones ante las instituciones, me permití conocer “la otra parte de la ciudad”, me atreví llegar a donde la mayoría prefiere evitar, y todo esto con esfuerzo y dedicación, con compromiso y responsabilidad, con la firme convicción de saber que no era solo una tarea escolar más, sino que es el inicio de mi vida laboral, mi carta de presentación.
En definitiva, llegué con grandes dudas, sin saber qué me pondrían a hacer o en dónde me sentaría, pero me di cuenta que en esta oficina (como puede ser el caso de muchas otras) me estaban permitiendo decidir, por lo tanto tuve que elegir entre quedarme dentro de la oficina a recibir órdenes o levantarme del escritorio y tomar la oportunidad de trabajo real que me estaban brindando … decidí quedarme con la segunda opción.

Haz la prueba… atrévete!!!

Los invito jóvenes a que se den la oportunidad involucrarse al cien por ciento en los nuevos proyectos, que demuestren desde ahora de lo que son capaces, que no lo hagan solamente por una acreditación sino por el conocimiento y la experiencia que les pueda dejar. Debemos como jóvenes mostrar la fortaleza y las ideas frescas que la ciudad requiere, necesitamos hacernos ver ante el mundo adulto como ciudadanos responsables, que tenemos la capacidad de formar equipo para trabajar. Requerimos ganarnos un lugar, dejar de preocuparnos por la comodidad y comenzar a ocuparnos en los beneficios, caminando siempre con paso firme tomados de la mano de aquellos que tienen la experiencia, y comenzar a volar. Porque no importa que tan grandes sean tus metas, mientras más altas sean tus aspiraciones más lejos llegarás.


Para mayor información sobre el proyecto de las zonas con influencia del ferrocarril, haz clic aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario