miércoles, 9 de marzo de 2011

El Comité del Centro Histórico: Vínculo entre la sociedad civil organizada y sus autoridades

Escrito por Arq. Ignacio Barajas Avalos

La participación ciudadana se puede definir como la respuesta individual o colectiva a las acciones que emprende la autoridad, con el objeto de influir sobre las decisiones de la agenda pública.

A nivel local, existen diversas figuras y/o mecanismos institucionales que buscan fomentar la participación comunitaria, partiendo del principio de que las iniciativas individuales o colectivas fortalecen y legitiman las políticas públicas.

Uno de los organismos de participación social con que cuenta nuestra ciudad es el Comité del Centro Histórico, órgano ciudadano de carácter consultivo encargado de analizar y validar las iniciativas que se emprenden en el primer cuadro de la ciudad. Es una entidad que propicia el acuerdo y la coordinación, un vínculo entre la sociedad civil organizada y sus autoridades, lo que le ha permitido constituirse como un instrumento eficaz para orientar las acciones de revitalización del centro histórico de cara al futuro.

Considerando que el centro de la ciudad de Colima es una zona de intercambio social, cultural, comercial, de servicios y de esparcimiento, las estrategias que tengan por objeto mejorar las condiciones existentes, requieren involucrar a la población residente de esta zona, además de atender los fenómenos que a continuación se describen:

Abandono: Nuestro centro histórico, al igual que muchos otros, ha estado sujeto a un proceso paulatino de despoblamiento y de pérdida de la función habitacional. En este sentido, hay evidencias de que en algunos sectores del centro histórico, la densidad habitacional no rebasa los 30 habitantes por hectárea, ocupación similar a la que presentan las zonas habitacionales de tipo campestre ubicadas en la periferia, no obstante, el primer cuadro no ha perdido sus atributos de centralidad y su alta carga simbólica. Un ejemplo de este abandono son algunos inmuebles ubicados sobre las calles Hidalgo y Zaragoza, mismos que se encuentran deshabitados y en franco deterioro.

Pérdida del patrimonio y vacíos urbanos: Uno de los factores que han contribuido a la baja densidad poblacional es la actividad sísmica de la región, que ha traído como consecuencia la pérdida de edificaciones y la aparición de predios baldíos. Todavía puede apreciarse vestigios de fincas de relevante valor patrimonial que fueron demolidas a partir del sismo del 21 de enero de 2003.

Baja actividad comercial y déficit de estacionamiento: Por otro lado, la actividad comercial en el centro histórico tampoco ha presentado indicadores del todo positivos, ya que estos reflejan la pérdida de atractivo y en consecuencia, la baja incidencia de clientes. Algunos locales comerciales han registrado hasta tres cambios de uso en un mismo año. Los comerciantes atribuyen este fenómeno a la fuerte competencia que representan los grandes almacenes y/o centros comerciales, lugares que además de contar con amplias playas de estacionamiento, se presentan como sitios atractivos para el paseo y distracción de la población.

Hace algunos años, la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) junto con otros actores sociales, organizó un taller de planeación que involucró la participación de centenares de negocios y concretó múltiples entrevistas con usuarios o visitantes del centro, con el objeto de identificar las amenazas, debilidades, fortalezas y oportunidades de la zona. Esta dinámica permitió la definición de algunas iniciativas que tenían por objeto revitalizar la actividad comercial de la zona, tal es el caso de la instalación de un módulo lúdico infantil en el Jardin Torres Quintero o la implementación de un programa que se desarrollaba por las tardes en el Jardín Libertad, donde la banda sinfónica, el mariachi o la rondalla ejecutaban sus piezas musicales.

Por su parte, la autoridad municipal respaldó estas iniciativas aprobando el Reglamento para la protección y revitalización sustentable de inmuebles en el Centro Histórico de la Ciudad de Colima, que promovía entre otras acciones, la construcción de fachadas en predios baldíos mediante apoyo técnico y financiero a través del fideicomiso denominado “Vive Colima”.

A partir de ese momento, la CANACO en colaboración con el INAH, el Gobierno Estatal y el H. Ayuntamiento de Colima constituyeron la “Comisión para el Proyecto de Centro Histórico de Colima”, a la que se incorporó el IPCo en el mes de Febrero de 2008. Un año después, el Comité del Centro Histórico formalizó su integración con representantes de distinguidas asociaciones y organismos ciudadanos, y sesiona en las instalaciones de este Instituto.

Como puedes observar, la labor del Comité resulta trascendente, las obras que actualmente se ejecutan en las calles Degollado, 16 de Septiembre e Hidalgo tienen como prioridad, la recuperación y el embellecimiento del espacio público, adecuándolo para que sea seguro y accesible para todos.

¿Crees que se esta logrando el objetivo? ¿Tú que opinas?

Para mayor información:

CANACO
Colegio de Arquitectos del Valle de Caxitlán A.C.
Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Colima A.C.
ICOMOS

1 comentario:

  1. La recuperación del Centro Histórico de la Ciudad tomando como ejes temáticos el patrimonio arquitectónico, la re-densificación de la vivienda, ocupación los vacíos urbanos como un área de oportunidad, la reactivación económica y la movilidad urbana, deben estar contenidos en un plan integral maestro que dé solución y reorganice las circunstancias actuales; que en su diseño incluya a los actores, que tome en cuenta el contexto urbano actual, que se gestione, se promueva y se lleve a cabo independientemente de los intereses privados y/o las administraciones políticas en turno. Las acciones aisladas que se han llevado a cabo no forman parte de una solución de fondo sino de forma, tapa ciertos huecos, esto a su vez con el paso del tiempo generan una nueva problemática, por ejemplo, el construir fachadas en los "baldios" orginados desgraciadamente por los sismos específicamente el de 2003 no contribuyo a solucionar algún problema, fue y es escenografía.

    Sin una planificación integral a corto mediano y largo plazo, el realizar acciones urbanas aisladas siguen formando parte de un circulo vicioso, en el que resultado, es el estado actual del Centro Histórico de la Ciudad de Colima.

    Un Saludo.
    Ezzio Sánchez Suárez.

    ResponderEliminar